Señora Villarán, acaso los taxistas no tienen dignidad?

Señora Villarán, acaso los taxistas no tienen dignidad?

MUNILIMA Y TAXISTAS PERU21

Paúl H. Castro García
Profesor universitario y presidente del CONACUP

La Municipalidad de Lima y la Caja Metropolitana abusan de miles de taxistas

Según la ONG Luz Ambar, en la ciudad de Lima existen aproximadamente 220,000 taxistas, de los cuales sólo el 40% son formales o se encuentran registrados en el SETAME. Es decir, sólo en Lima hay 220,000 familias o un millón de peruanos que viven del servicio privado de transporte de pasajeros.

El taxista es un microempresario que día a día sale a ganar su sustento y el de su familia, no tiene horario, ni  vacaciones, no goza de beneficios sociales, ni seguro de salud ni pensión de jubilación y esta siempre expuesto al peligro e inseguridad creciente de nuestras ciudades. Su trabajo es muchas veces satanizado por la culpa de algunos choferes irresponsables o delincuentes, por lo que se les ve con desconfianza.

No cabe duda que este sector debe ser formalizado y constantemente capacitado pero ello no se logra con normas o leyes que solo los empujan a la informalidad y en casos extremos a la ilegalidad. A diferencia del negocio tradicional de taxi, hoy empiezan aparecer modelos de negocios que utilizando economías de escala y tecnología de punta están brindando mejores servicios al público. Pero los dueños de estos negocios no son los dueños del vehículo o los propios taxistas, son terceros que rentabilizan el trabajo del taxista dándole valor agregado al mismo y reducción costos al taxista, pero no más.

Por otro lado, las autoridades encargadas de regular este sector del transporte, tienen una mirada sesgada, ven a los taxistas como un problema y no como microempresarios a quienes se les debe dar las facilidades e incentivos necesarios para que sigan trabajando y aportando al crecimiento económico del país. En tal sentido, se emiten ordenanzas y directivas que buscan generar obstáculos y barreras innecesarias o desproporcionadas (para estos empresarios la tramitología SÍ está bien) y cada vez que las autoridades se refieren a este sector hablan con tono amenazante y no están dispuestos al dialogo.

Un ejemplo que puede resumir lo antes dicho es lo que viene sucediendo con miles de taxistas  y que han sido estafados con un crédito vehicular denominado “CajaGas” otorgada por la Caja Metropolitana de Lima (CML) y que supuestamente era un programa social, que además impulsaba el chatarreo y la conversión al GNV. La propia Municipalidad de Lima ha reconocido que este crédito vehicular fue mal diseñado y ahora el INDECOPI ha resuelto que el crédito “CajaGas”, o sea la CML, ha violado una serie de derechos de los taxistas como consumidores, entre ellos que se les siga cobrando comisiones y gastos inexistentes e ilegales, que se les retenga indebidamente dinero de sus cuentas de ahorro, entre otros.

La alcaldesa de Lima tiene pleno conocimiento de esto, no sólo porque se le han enviado cartas y oficios desde el inicio de su gestión informándole de todo lo sucedido, sino además porque la Municipalidad de Lima es la única dueña de la Caja Metropolitana. Los taxistas afectados han tratado de buscar el dialogo para llegar a un acuerdo y evitarle a la CML multas por varios millones de soles pero no ha querido escuchar y ha tomado una decisión política y no financiera que no sólo pondrá en peligro la estabilidad económica y financiera de la CML sino del sistema financiero en general.

Para este gobierno edil el microempresario taxista no tiene derechos sólo obligaciones, la alcaldesa Villarán que tanto habla de justicia social y que dice preocuparse de los más débiles, se olvida que el taxista es un padre o madre de familia, un microempresario que tiene derechos y en especial a ser tratado con dignidad.

Un comentario

  1. Estimados, es verdad que muchos taxistas tienen el derecho al trabajo, pero los sufridos peatones y usuarios del transporte publico TENEMOS DERECHO A LA VIDA, este derecho universal esta por encima de su derecho al trabajo, en ese sentido es necesario un orden para poder salvar la situacion de caos en la ciudad de Lima y se hace necesario la reduccion del numero de taxistas y en algunos casos plantear otras opciones de trabajo.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *