INDECOPI emite nuevo criterio sobre desestimientos en 2da. instancia

logo indecopi 2

Con fecha 22 de noviembre del 2012 la Sala Especializada de Protección al Consumidor del INDECOPI emitió la Resolución N° 3448-2012/SPC-INDECOPI por la cual se estableció como criterio que el desistimiento convencional [y la transacción extrajudicial en consecuencia] únicamente podrán realizarse antes de la notificación de la resolución que pone fin a la primera instancia. Este criterio, informaba la Sala en su momento mediante nota de prensa, tenía por finalidad “…promover la solución oportuna de los conflictos surgidos entre consumidores y proveedores, y establecer la presentación de desistimientos convencionales hasta antes de la notificación de la resolución que pone fin al caso en la primera instancia”.

Luego, dicho colegiado ha emitido la Resolución N° 251-2014/SPC-INDECOPI de fecha 28/01/2014 por la cual ha resuelto que si la decisión de la primera instancia, siempre que algunos de sus extremos sea declarada infundada, es apelada por uno de los administrados, tal acto obedecerá estrictamente al interés propio particular del recurrente, siendo que en tales supuestos sí sería posible que la autoridad pudiera aceptar la transacción suscrita por las partes. Ello, en tanto el Estado no ha desplegado su actividad punitiva en el análisis de la presunta infracción materia de denuncia, por lo que la transacción entre las partes no alcanzara la decisión de la autoridad administrativa de imponer una sanción –ámbito de disposición que corresponde únicamente al Estado–.

Ello se dio así en el caso de un consumidor que denunció a una empresa automotriz por venderle un vehículo con imperfecciones en la pintura y por lo tanto sería usado, solicitando como medida correctiva se le cambie el vehículo por uno nuevo. La primera instancia declaró fundada la denuncia en el extremo que el vehículo vendido tenía defectos en la pintura del chasis pero no en lo que respecta a que el vehículo era usado, sancionando a la empresa con una multa del 1 UIT (S/. 3,800).  El consumidor apeló la decisión de la primera instancia reiterando su solicitud para se le entregue un vehículo nuevo y la empresa dejó consentida la resolución en el extremo que declaró fundada la denuncia por haber entregado al consumidor un vehículo con defectos de pintura en el chasis, así como la medida correctiva ordenada y multa impuesta, quedando así dichos extremos de la resolución apelada consentidos.

Posteriormente la denunciada solicitó la conclusión del procedimiento en atención a la transacción extrajudicial suscrita con el consumidor que ponía fin al conflicto de intereses. Es así que la Sala resolvió aceptar la transacción extrajudicial celebrada entre el consumidor y la empresa automotriz, dejando sin efecto la resolución de la primera instancia.

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *